Deporte

Wawrinka avanzó a la final tras ganarle un partidazo a Murray

Wawrinka avanzó a la final tras ganarle un partidazo a Murray

Nadal acapara con creces ese papel. Porque el tenis que ha mostrado en París ha recordado al de sus mejores años, mejorado por la experiencia adquirida.

El español llega a la final con 29 juegos perdidos, seis menos que en 2008, su mejor balance hasta el momento, el segundo mejor de todos los tiempos, solo superado por los 27 del sueco Bjorn Borg en 1978. Quien gane la final quedará como número dos del mundo (Djokovic pasará al cuarto lugar).

El español, que perdió en Roma contra el austríaco tras haberle derrotado en las finales de Barcelona y Madrid, volvió a propinarle una lección de esas de las que el joven tenista tendrá que beber para alimentar su experiencia.

Además de impedirle renovar el título, Thiem privó al serbio de su 32 semifinal en un grande, y de la novena en Roland Garros. Arriesgó más de la cuenta y, contra Nadal, esa estrategia fue perdedora.

Con ello, el colombiano tiene opción de ser campeón de Roland Garros no solo en dobles mixtos este jueves sino también en los masculinos, donde está clasificado para las semifinales del viernes junto a su compatriota Juan Sebastián Cabal. Ganar un Grand Slam es muy difícil: superé a Djokovic, ahora viene Nadal y si paso a la final estará otra estrella del circuito mundial.

Hasta la semifinal no había perdido un set.

Wawrinka no sacó el acelerador en el inicio de la tercera manga y se puso 3-0, pero Andy empezó a levantar el nivel, recuperó el quiebre, rompió el servicio del helvético en el undécimo game y cerró con su saque para una buena remontada y cristalizar un 7-5 en una hora y cinco minutos.

Fue un duelo con alternativas, muchos errores no forzados y un Wawrinka lanzado, buscando permanentemente los golpes ganadores.

No se fue del partido, mantuvo la confianza y la fe en poder jugar su segunda final, tras la que ganó en 2015.

Rafael Nadal llega como favorito a su décima final de Roland Garros.