Cultura

Brasil condena el atentado en un centro comercial de Bogotá

Brasil condena el atentado en un centro comercial de Bogotá

Son la francesa Julie Huynh, de 23 años y las colombianas Ana María Gutiérrez, de 27, y Lady Paola Jaimes Ovalle, de 31.

Peñalosa, en rueda de prensa sobre los autores del atentado, agregó que "es un atentado terrorista cobarde, hay grupos en la ciudad que buscan generar miedo, por esto se sugiere que en el norte de Bogotá en este momento los ciudadanos deben ser cuidadosos, llamar a la policía si ven alguna situación sospechosa, aún no confirmamos quiénes son los responsables".

En las últimas dos semanas, la guerrilla consignó el 60% de su arsenal a la misión de Naciones Unidas en Colombia -a cargo de este proceso-, en un paso clave para que sus 7.000 combatientes inicien su transición a la vida civil. Pero sus ataques mortales de gran escala tienen en general como objetivo a las fuerzas de seguridad y se han distanciado del atentado del Andino, que han condenado. "Lamentamos su pérdida, que nos duele profundamente, y manifestamos nuestra total solidaridad con sus familiares y amigos", dice el comunicado.

"ELN repudia ataques a civiles y pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas", escribió un vocero de la organización armada guevarista, en alusión a quienes habían los habían responsabilizado de la mortal agresión, un mensaje que tranquiliza al gobierno que intenta avanzar en un acuerdo de paz como el que firmó con las poderosas FARC, la guerrilla más antigua de América Latina que este mes llega a su fin.

"Este domingo realizaremos Consejo de Seguridad para evaluar pasos adicionales que permitan garantizar la tranquilidad de Bogotá", dijo el presidente Juan Manuel Santos desde el centro comercial Andino, ubicado en la Zona Rosa de la capital, muy frecuentada por extranjeros. Sin embargo, De Currea-Lugo descartó que peligre el proceso de paz "que tiene una dinámica propia y el apoyo de un sector de la sociedad que se mostró dolido" cuando se trató "de usar políticamente el atentado".

El gobierno de Santos y el ELN, con unos mil 500 combatientes según cálculos oficiales, instalaron diálogos de paz en febrero para superar medio siglo de conflicto armado. "Duele mucho saber que están muriendo personas a causa del terrorismo a la vuelta de la esquina", dijo.

"El terrorismo lo que quiere es cambiar la agenda al país; empezando por el presidente, la respuesta por este tipo de ataque es la normalidad", afirmó Santos.

Para ponerse el frente de la investigación, el mandatario canceló el viaje que tenía previsto emprender mañana a Portugal para una visita de Estado, aunque mantuvo la que hará a Francia a partir del miércoles. Aunque aclaró que sí irá a Francia para reunirse con su homólogo Emmanuel Macron, y por ello viajará el próximo martes.