Global

Cuba condena la decisión coercitiva de Donald Trump

Cuba condena la decisión coercitiva de Donald Trump

Latinoamérica rechaza anuncios de Donald Trump contra Cuba El presidente estadounidense sostuvo en Miami que ha cumplido su promesa de revertir la actual política hacia Cuba para acabar con la "represión" y se mostró dispuesto a firmar con el Gobierno del presidente Raúl Castro otro acuerdo "que beneficie al pueblo cubano".

"Maduro recordó que fue el propio Trump quien prometió en sus palabras de asunción que se dedicaría exclusivamente a los problemas internos de los estadounidenses, para resolver la grave situación socio económica, y no meterse en asuntos de otros países, con lo cual prometía que no iba a llevar la guerra al mundo. ¿No lo ofreció en su campaña?", acotó, recordando que el propio Trump dijo que no se iba a meter en políticas intervencionistas y cambio de gobiernos como sucedió en Irak y Libia, donde calificó a ese regímenes actuales como fracasos evidentes. Las embajadas seguirán abiertas, los vuelos comerciales directos y los cruceros continuarán y las remesas seguirán fluyendo. Y también le dará al régimen cubano una excusa para posponer las más mínimas reformas democráticas más allá del anunciado retiro del presidente Raúl Castro, de 86 años, en febrero de 2018.

Dirigentes de la disidencia radical acogieron con beneplácito el endurecimiento de la política de Donald Trump hacia Cuba, pero líderes moderados consideraron este sábado que es una política condenada al "fracaso". Además, prevé prohibir los viajes particulares a la isla.

A su vez la Asociación Martiana de Cubanos Residentes en Panamá repudió los intentos injerencistas de Trump contra el Estado caribeño y ratificó que Cuba no es ni será nunca colonia de Washington.

Agregó que el nuevo acuerdo establecerá mejores condiciones para el pueblo cubano y los Estados Unidos, así como hacer cumplir la ley.

Con su nueva política "lo que hace es echar atrás el reloj de la historia y en su obsesión por el legado de -Barack- Obama, coloca de nuevo el debate como fue en 1958: La revolución contra el pasado batistiano", dijo Lesnik, quien fue amigo de Fidel Castro y luego se apartó de la revolución desilusionado por el rumbo que tomó con él. Las nuevas regulaciones entrarán en vigor en "los próximos meses", según la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC).

Esta última medida tiene en el punto de mira a GAESA, el brazo empresarial de las fuerzas armadas cubanas, que expertos en Estados Unidos estiman que controla en torno al 60 por ciento de la economía de la isla y el 80 por ciento del sector turístico.

Según analistas políticos, esta decisión atenta contra la política de Trump de "Estados Unidos Primero" (America First), pues sus medidas contra Cuba perjudican también al país norteamericano.

El senador de origen cubano, Marco Rubio, fue quien ayudó a Trump a redactar las nuevas cláusulas del acuedo. Finalmente, el encargado de presentar a Trump fue el vicepresidente, Mike Pence.