Global

Elevan a 58 número de personas desaparecidas por incendio en Londres

Elevan a 58 número de personas desaparecidas por incendio en Londres

Los vecinos sostienen que se colocó solo para disimular la fealdad del bloque a ojos de los vecinos ricos, y el diario The Times reveló que que se eligió un modelo más barato e inflamable.

Empieza a reinar la impresión de que el balance de víctimas será considerablemente más alto.

Los manifestantes han marchado por la avenida de Whitehall hasta la verja que conduce al número 10 de Downing Street, residencia de May y sede del Gobierno, a la que no puede acceder el público.

Hasta ahora sólo 12 fueron trasladads a la morgue y el resto siguen en la Torre Grenfell.

La soberana visitó en mayo a los heridos en el hospital de niños Royal Manchester después de un ataque con bomba en el estadio de la ciudad, en el que 22 personas murieron, entre ellos niños, al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande.

El avance de los bomberos es lento, y llevará semanas inspeccionar cada rincón de lo que no es más que un esqueleto carbonizado.

De las víctimas, sólo se conoce la identidad de dos: el refugiado sirio Mohamed Alhajali, de 23 años, un estudiante de ingeniería civil en la universidad de West London, y el de la fotógrafa Khadija Saye, de 24, cuyo trabajo fue expuesto en la Bienal de Venecia.

Al tiempo que las condiciones de seguridad con las que contaba el edificio están siendo duramente cuestionadas, Cundy remarcó que "en estos momentos, no hay nada que sugiera que el fuego fue provocado deliberadamente" y corroboró los peores presagios: que "tristemente" no esperan "encontrar más supervivientes" en su interior.

Las calles de los alrededores estaban llenas de pósters con fotos de los desaparecidos, colgadas por amigos y familiares.

Un hombre lanzó una botella de plástico a Khan, y fue constantemente interrumpido por la gente cuando trataba de hablar con la prensa.

Dicho revestimiento fue aplicado en 2015, cuando el edificio fue renovado, al tratarse de un conjunto de asistencia social, el proyecto con valor de uno 9 millones de euros corrió a cargó del gobierno británico, especificamente, bajo la aprobación de Gavin Barwell, ex ministro de Vivienda y actual jefe de Gabinete de Theresa May.

Sólo el laborista Jeremy Corbyn, que estuvo un rato consolando a una madre, fue bien recibido. La reina Isabel II y su nieto y segundo en la línea de sucesión, el príncipe Guillermo, acudieron también hoy al lugar de los hechos, donde conversaron con residentes y voluntarios que atienden a las víctimas.