Cultura

La Policía asume que 58 personas desaparecidas por el incendio están muertas

La Policía asume que 58 personas desaparecidas por el incendio están muertas

Esa cifra "podría aumentar" aún, advirtió el comandante de la Policía Metropolitana de Londres, Stuart Cundy, quien señaló que las labores de búsqueda y rescate en los restos de la Torre Grenfell, en el barrio residencial de Kessington Norte, podrían demorar semanas.

El jefe policial declaró que hasta el momento no hay indicios de que el fuego haya sido provocado deliberadamente.

En ese lugar, habitaban al menos 600 personas que fueron socorridas cerca de la 1:15 de la madrugada por más de 250 bomberos, 100 policías y 100 médicos, informó el alcalde de Londres, Sadiq Khan.

Muchos de los desplazados están alojados en iglesias y centros comunitarios.

Familiares y conocidos de Jessica Urbano intentan dar con su paradero en hospitales de Londres.

Ataviada con un traje de falda azul, con sombrero a juego y guantes blancos, la soberana y el príncipe Guillermo departieron con miembros de la policía, efectivos de la Brigada de Bomberos, voluntarios y residentes.

Tras conversar con víctimas y organizadores de la comunidad en su residencia oficial.

El incendio comenzó sobre las 00.15 GMT del pasado miércoles y se propagó en apenas media hora, cubriendo todos los pisos, y dificultando el escape al exterior de sus residentes, muchos de los cuales quedaron atrapados, pidiendo auxilio de manera desesperada desde sus ventanas o teléfonos.

Según Javid, la pesquisa sobre las causas del fuego determinará si "el problema es el revestimiento (del edificio) o cómo se aplicó, o si hubiese cualquier otro problema sobre el que nadie ha pensado".

En su mensaje, el alcalde de Londres resalta que "la magnitud de esta tragedia está siendo, claramente, demasiado para que las autoridades locales se hagan cargo solas".

En un ambiente de indignación, los manifestantes piden explicaciones al Ayuntamiento por las insuficientes medidas de seguridad y contra incendios de la torre, que albergaba viviendas de protección oficial, que se asignan a personas con pocos recursos.

Mientras tanto, 24 personas continúan hoy hospitalizadas, 12 de ellas en estado crítico, según informaron los servicios sanitarios.