Global

Casi 2.000 bomberos combaten incendio en Portugal, que ha causado 62 muertes

Casi 2.000 bomberos combaten incendio en Portugal, que ha causado 62 muertes

El presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, hizo ayer un llamamiento a la unidad de todos los portugueses, a la solidaridad y a "proseguir el combate en curso" contra el devastador incendio que azota el centro del país dejando un saldo, aún provisional, de 61 muertos y 62 heridos.

Las imágenes más dantescas son las que muestran cómo ha quedado la carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, con numerosos vehículos totalmente calcinados.

"Las previsiones meteorológicas para esta tarde son idénticas a las de ayer", cuando se declaró el fuego, dijo el primer ministro luso, António Costa, quien admitió también que "muy probablemente" el balance de víctimas aumente.

Había entre ellas "familias enteras", según ha dicho en una de sus declaraciones a la prensa el secretario de Estado de Administración Interna del Gobierno luso, João Gomes, que describe un "escenario horrible" en el que decenas de personas se vieron atrapadas en una carretera rodeada por las llamas.

La causa más probable del incendio es el impacto de un rayo contra un árbol como la causa más probable del incendio, según dijeron fuentes de la Policía Judicial a Efe, que se expandió de forma rápida por fuertes vientos y altas temperaturas.

Este incendio es considerado como una de las tragedias más grandes en la historia reciente de Portugal.

Entre los heridos, cuatro se encuentran en estado grave, y se tiene constancia de la destrucción de varias viviendas cercanas.

Se espera que a lo largo de la mañana lleguen dos aviones más procedentes de España y medios de Francia para controlar la situación.

El Gobierno portugués ha decretado tres días de luto nacional, a partir de este domingo, ante la que es además la tragedia con más fallecidos en un sólo incendio en casi un cuarto de siglo en el mundo.