Global

Cuba denuncia descaro de Trump al revertir deshielo rodeado de "terroristas"

Cuba denuncia descaro de Trump al revertir deshielo rodeado de

Expertos venezolanos advirtieron que detrás de la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de revertir buena parte de los avances en las relaciones con Cuba, podría asomarse la intención de restablecer una suerte de Guerra Fría.

El Mandatario norteamericano también exhortó a que se liberen los presos políticos, se legalicen todos los partidos y se realicen elecciones libres con el acompañamiento de la comunidad internacional. También admitía que el bloqueo era una política obsoleta y que debía ser eliminado.

"Que Dios bendiga a Cuba, que Dios bendiga a Estados Unidos", ha declarado Trump antes de firmar el decreto.

Además considera que las medidas anunciadas este viernes imponen "trabas adicionales" a las "muy restringidas" oportunidades que el sector empresarial estadounidense tenía para comerciar e invertir en Cuba. La restricción no concierne a los cubano-estadounidenses, que podrán visitar a sus familias en Cuba, así como enviarles remesas.

"Protesto ante el Gobierno de Estados Unidos por este descaro y lo emplazo a confirmar o desmentir si estos terroristas que he mencionado estuvieron al lado o no del presidente Trump", dijo en una rueda de prensa en Viena el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez.

Posteriormente haremos un análisis más profundo del alcance y las implicaciones de este anuncio.

El Gobierno de Cuba denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, que están destinadas a fracasar como se ha demostrado repetidamente en el pasado, y que no lograrán su propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, cuya resistencia a las agresiones de cualquier tipo y origen ha sido probada a lo largo de casi seis décadas.

"El pueblo cubano disfruta de derechos y libertades fundamentales, y exhibe logros de los que se siente orgulloso y que son una quimera para muchos países del mundo, incluyendo a los propios Estados Unidos", señaló.

Sostuvo que en esa nación margina a emigrantes y refugiados, pretende levantar muros que denigran a sus vecinos, y abandona compromisos internacionales para enfrentar el cambio climático.

Cuba y Estados Unidos reanudaron sus relaciones diplomáticas en 2015, tras medio siglo de enfrentamientos políticos. Cuba no ha renunciado a estos principios ni renunciará jamás.

"Cuba rechaza enérgicamente las nuevas medidas que endurecen el bloqueo (embargo)", pero mantiene la "voluntad" de "continuar el diálogo respetuoso y de negociar los asuntos bilaterales pendientes" con Estados Unidos, dijo Rodríguez.

Los cambios que sean necesarios en Cuba, como los realizados desde 1959 y los que estamos acometiendo ahora como parte del proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano.