Global

Cuba rechaza negociar bajo presión de EU

Cuba rechaza negociar bajo presión de EU

Entre las medidas que podría anunciar el presidente de EE.UU. el viernes se especula con un endurecimiento de las condiciones en las que los ciudadanos de su país pueden viajar a Cuba, y una prohibición a las empresas estadounidenses de negociar con entidades que tengan lazos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de la isla.

Subrayó, las medidas "afectarán las relaciones del gobierno de Estados Unidos con América Latina y el Caribe y dañarán gravemente la credibilidad de su política exterior".

El Ministro de Exteriores de Cuba, como parte de su presentación a la prensa, ofreció pruebas que ponen en evidencia cómo el Presidente Trump, durante el "grotesco espectáculo" del pasado viernes 16 de junio, en Miami, cuando anunció su política anticubana, saludó por su nombre y se hizo rodear de varios terroristas y mercenarios con un largo historial de agresiones contra Cuba, así como de personas que reivindican a parientes que asesinaron a jóvenes cubanos durante la tiranía de Batista.

El canciller cubano Bruno Rodríguez rechazó el lunes la nueva política del mandatario estadounidense Donald Trump hacia la isla y advirtió que no negociarán bajo presión.

"No hay duda que la época obligará a un gobierno de EE.UU. ha levantar el bloqueo", dijo y reiteró la voluntad continuar el diálogo.

El canciller cubano dijo que el presidente Trump está mal asesorado y al parecer le han hecho creer que le debe el voto de la Florida a la comunidad cubana.

"Restringirán las libertades de los ciudadanos estadounidenses, costarán más dinero a los contribuyentes, reducirán las oportunidades de sus compañías y empresarios frente a su competencia".

Con todo, el ministro reconoció que las restricciones anunciadas por Trump también causarán daños económicos a Cuba, tanto a las empresas estatales como a las cooperativas y a los trabajadores por cuenta propia y privados.

El obispo Oscar Cantú, de la Diócesis de Las Cruces, Nuevo México, y presidente del Comité de Justicia y Paz Internacional de la USCCB, se dijo entristecido por la decisión de Trump de reducir el intercambio bilateral entre los otrora rivales.

"Nosotros tendremos toda la paciencia, la resistencia, la decisión para esperar a que ese momento llegue y, sobre todo, a trabajar activamente para que eso ocurra", prometió.

"Cuba rechaza enérgicamente las nuevas medidas que endurecen el bloqueo (embargo), lo que denunciaremos en la próxima Asamblea General de la ONU, porque es injusto, inhumano, genocida, extraterritorial y violatorio de la soberanía de todos los Estados", señaló el canciller cubano, quien añadió que "el gobierno de Estados Unidos no tiene autoridad moral, no puede dar lecciones sobre derechos humanos y democracia".

"Los cambios que sean necesarios en Cuba los decidirá, soberanamente, el pueblo cubano, únicamente el pueblo cubano, como siempre lo ha hecho". Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.