Global

Expresidentes iberoamericanos exigen paralizar la Constituyente en Venezuela

Expresidentes iberoamericanos exigen paralizar la Constituyente en Venezuela

Estados Unidos espera que la reunión de cancilleres sobre Venezuela que se celebra hoy en Cancún (México) se logre un "cómodo punto medio" entre las posturas de dos bloques de países miembros de la OEA, lo que apunta a una declaración posiblemente más suave que la promovida inicialmente por Washington.

Acompañaron a Vox expresidentes como Andrés Pastrana, de Colombia; Jorge "Tuto" Quiroga, de Bolivia; y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica.

"Por la total ruptura del orden constitucional y democrático, por la violación sistemática y generalizada de derechos humanos y la violencia provocada por la fuerzas del orden al servico del régimen que ya ha cobrado más de 72 víctimas fatales en la hermana república de Venezuela".

La última ha sido la instrucción de que se convoque una Asamblea Nacional Constituyente, siguiendo unos "términos de conveniencia" que -a entender de los firmantes, todos ellos agrupados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas, (Idea)- desconocen los principios democráticos de elección universal, directa y secreta.

Denuncian que, desde que en diciembre de 2015 saliera elegida una Asamblea Nacional "de signo mayoritariamente opositor", el Gobierno de Nicolás Maduro "ha consumado mediante acciones sucesivas un golpe de Estado".

La canciller venezolana Delcy Rodríguez informó este lunes que Venezuela ha presentado una serie de resoluciones, que significarán su despedida de la organización internacional.

Al respecto, Moncada acusó al Gobierno mexicano de ser "cómplice" de las "agresiones verbales" y "amenazas de golpes" que recibió de "extremistas" de su país a su llegada al hotel Moon Palace, sede de la Asamblea General de la OEA en Cancún (sureste).

Luego de las declaraciones del expresidente Vicente Fox Quezada, la secretaria general de Morena, Yeidckol Polevnsky, dijo que las declaraciones del ex mandatario mexicano son el inicio de la guerra sucia y que "él no sólo es un hombre grande, su estupidez también es grande".

"Hace un año decíamos que estábamos al borde de una crisis humanitaria; hoy ya estamos en una feroz y atroz crisis humanitaria", afirmó Capriles a Efe.