Global

Presidente Santos califica de "vil" y "cobarde" atentado en Bogotá

Presidente Santos califica de

El atentado estremeció a los colombianos que creían haber pasado la página del terrorismo después del desmantelamiento de los grandes carteles de la droga en los años 90 y empezaban a vivir una inédita sensación de seguridad por la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, que también condenó el ataque. "Estaré viajando eso sí a París para reunirme con el presidente Macron el próximo martes", dijo Santos.

"Los primeros días después de un atentado como el de ayer (sábado) son esenciales (.) para encaminar la investigación y lograr avances importantes en la determinación de los responsables", dijo Santos.

Asimismo, ofreció una recompensa por 100 millones de pesos (unos 33.000 dólares) "para cualquier persona que nos dé información que pueda ayudar a capturar a los responsables".

El atentado se cobró la vida de la francesa Julie Huynh, de 23 años, quien desde hace seis meses trabajaba como voluntaria dando clases en un colegio público de un barrio pobre de la capital colombiana.

En esa misma clínica fue ingresada con heridas Nathalie Nadine Veronique Levrand, de 48 años, y madre de Huynh, quien había llegado a Colombia para visitar a su hija y hacer turismo para luego regresar juntas a Francia.

Santos mantiene viaje a Europa y dice que terrorismo no le cambiará la agenda

El primero ocurrió el 18 de febrero, cuando un artefacto detonó en una calle cercana a una plaza de toros y causó la muerte a un efectivo policial y heridas a otros 25.

La barbarie que se vivió esta sábado en el Andino ha sido repudiada además porque fue dirigida contra mujeres, muchas de ellas con bebés o hijos pequeños, que visitaban el centro comercial en vísperas de la celebración del Día del Padre en Colombia.

"Compartimos el dolor y nos solidarizamos con las víctimas", dijo esa organización en su cuenta oficial de Twitter, en la que además reclamó "seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias" porque "pretenden así hacer trizas los procesos de paz".

Paralelamente, el atentado del sábado también fue deplorado por el comandante de las FARC, Rodrigo Londoño, alias Timochenko, quien expresó su "solidaridad con las víctimas" y opinó que el hecho "solo puede venir de quienes quieren cerrar los caminos de la paz y la reconciliación".