Global

¿El gobierno nacional privatizará el satélite Arsat?

¿El gobierno nacional privatizará el satélite Arsat?

En cambio, sin licitación ni consulta, Argentina cede la producción y explotación del nuevo Arsat a esta compañía, que también se quedará con el espacio orbital que le correspondía a la Argentina y podrá llevarse al exterior las ganancias que eventualmente se generen, que hasta ahora se destinaban a la construcción de nuevos satélites.

Para el excanciller Jorge Taiana se trata de un hecho que afecta el interés nacional porque las telecomunicaciones "tienen que ver con la soberanía". En ese sentido, dijo que el acuerdo "es escandaloso" aunque consideró positivo que "haya salido a la luz porque es posible impedirlo en el Congreso".

Al respecto, el sitio El Destape difundió el documento firmado el 29 de junio, en el que el Gobierno autorizó a Hughes a que se quede "con al menos el 51 por ciento" de Arsat 3 y también aprobó a cambiarle el nombre a la empresa, que pasaría a llamarse Newco.

Así lo reveló un informe de C5N, a partir del acceso a una carta intención que firmó el titular de Arsat y yerno de Oscar Aguad, Rodrigo De Loredo; con la compañía norteamericana Hughes.

"Ademas de desmantelar un enorme logro de nuestro país, que se transformó en uno de los 8 países en el mundo y el único en Latino América con esta capacidad, la venta viola la ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital aprobada en 2015, que en su artículo 8 dicta que no se pueden ceder los derechos de este nuevo satélite y, en el 10, que cualquier modificación al esquema original deberá ser aprobada por el Congreso".

En secreto, el mandatario nacional aprobó su venta, violando de esta forma la ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital.

Mientras que para la producción de los anteriores ARSAT se usó al menos un 30% de elaboración argentina, para el nuevo satélite se comprará tecnología a Estados Unidos, donde también se arbitrará en caso de litigio, como en el caso de los fondos buitre.