Salud

Lo que deja Irma — Minuto a minuto

Lo que deja Irma — Minuto a minuto

En Florida, más de 2,6 millones de personas se quedaron sin electricidad.

La policía del Condado Miami-Dade informó el martes de la muerte de un residente de 65 años que se sospecha falleció por envenenamiento de monóxido de carbono a causa de un generador que usó dentro de su casa.

Estas muertes se suman a las al menos tres en el estado de Georgia, cuatro en Carolina del Sur y las al menos 37 en el Caribe, donde Irma llegó a alcanzar la categoría 5, la máxima en la escala. 110.000 personas en Florida residen en refugios.

La gente de las islas más alejadas deberá esperar ya que la ruta sufrió daños enormes, aunque se les prometió reparaciones en los próximos días. Tocó tierra en los Cayos como un huracán de categoría 4 con vientos sostenidos de más de 215 kilómetros por hora.

El gobernador de la Florida, Rick Scott, dijo que voló sobre los Cayos y vio una gran cantidad de daños causados por las inundaciones y barcos.

90% de las edificaciones en los Cayos están afectados.

Autoridades comenzaron a permitir el retorno de residentes y comerciantes locales a las islas de Cayo Largo, Tavernier e Islamorada el martes.

Un portaaviones se estacionó frente a Key West para ayudar con los esfuerzos de búsqueda y rescate.

Las autoridades de Florida permitían este martes a algunos residentes regresar a sus casas en los cayos, después de que el huracán Irma azotó el estado como uno de los ciclones más poderosos registrados en el Atlántico, aunque advirtieron que tomaría tiempo reparar los daños en el archipiélago del sur de Estados Unidos.

Más de 15 millones de personas permanecían sin electricidad en Florida, más de la mitad de la población del estado.

En un último golpe antes de seguir camino a Georgia, la tormenta provocó inundaciones récord en Jacksonville y alrededores, causando daños aún por calcular y provocando decenas de rescates. Al menos 35 personas murieron en el Caribe. Los Cayos, sin embargo, no parecían haber salido tan bien librados.

Varios aeropuertos importantes en Florida que habían detenido el transporte de pasajeros por Irma reanudaron servicios limitados, incluido el terminal internacional de Miami, uno de los más ajetreados de Estados Unidos.

En Bonita Springs, en la costa suroeste de Florida duramente impactada por Irma, grandes áreas estaban inundadas y la ciudad seguía sin electricidad.