Global

Talibanes liberan a una familia secuestrada durante 5 años

Talibanes liberan a una familia secuestrada durante 5 años

Caitlan Coleman y su esposo canadiense habían sido capturados en 2012 en Afganistán por la red Haqqani, una organización terrorista vinculada a los talibanes, y la inteligencia estadounidense había detectado su trasladado a territorio paquistaní el pasado 11 de octubre a través de la zona tribal fronteriza de Khurram.

"El Ejército paquistaní y el Servicio de Inteligencia (ISI) recuperaron del cautiverio terrorista a cinco rehenes de Occidente, incluido un canadiense, su esposa de EEUU y sus tres hijos", dice el comunicado.

Boyle y Coleman fueron secuestrados en 2012 en Afganistán, adonde habían viajado como parte de un periplo por varias exrepúblicas soviéticas centroasiáticas, entre ellas, Uzbekistán, Kirguizistán y Tayikistán.

La pareja y dos de sus hijos aparecieron en diciembre de 2016 en un video de los insurgentes afganos.

"Esperamos ver este tipo de cooperación y trabajo en equipo para ayudar a asegurar la liberación de los rehenes restantes y en nuestras futuras operaciones conjuntas de contraterrorismo", concluyó.

El ejército paquistaní confirmó la liberación en un comunicado.

"La operación de las fuerzas paquistaníes, basada en la inteligencia procesable de las autoridades estadounidenses, tuvo éxito, todos los rehenes fueron recuperados sanos y salvos".

En un discurso en agosto Trump hizo duras críticas a Pakistán, al que acusó de dar refugio a grupos terroristas como el Talibán.

"La cooperación del Gobierno paquistaní es una señal que demuestra que está cumpliendo con las demandas estadounidenses para que haga más para mejorar la seguridad en la región", consideró Trump.

En ese contexto, la liberación de la familia es "un momento positivo en la relación de nuestro país con Pakistán", declaró, satisfecho, Trump este jueves.

Los militares estadounidenses remitieron todas las preguntas al Departamento de Estado.

La relación entre Estados Unidos y Pakistán es particularmente tensa desde 2011, cuando Barack Obama aprobó la operación que condujo a la muerte de Osama Bin Laden en Abotabad, una plaza fuerte del norte del país.