Salud

Artritis reumatoide afecta severamante articulaciones IMSS

Artritis reumatoide afecta severamante articulaciones IMSS

Es una de las 100 enfermedades musculoesqueléticas que existen, y a nivel mundial una de cada 10 personas la padece, según la Organización Mundial de la Salud.

En el marco del Día Mundial de la Artritis Reumatoide, a celebrarse el próximo 12 de octubre, reconocemos el valor con el que los pacientes, familiares y profesionales de la salud enfrentan este padecimiento crónico. Después de 12 años de evolución, el 80% de las personas que la padecen tiene discapacidad parcial y el 16% discapacidad total.

La artritis reumatoide es una enfermedad generalizada, crónica, autoinmune de origen desconocido.

El sistema inmunológico es la defensa del cuerpo contra bacterias, virus y otras células o sustancias extrañas. Estas células en el tejido y en el líquido de la articulación producen muchas sustancias, entre las que se incluyen enzimas, anticuerpos y citocinas, que atacan la articulación, destruyen su arquitectura, dando lugar a la deformidad y limitación del movimiento.

"Los medicamentos biológicos han demostrado los mejores resultados en el tratamiento de la AR, si se analiza la eficacia y seguridad de los mismos", indica José Antonio Herrera, Gerente Médico de Inmunología de Janssen para Centroamérica y Caribe. "Representa una terapia biológica de vanguardia, cuya administración es mensual, a diferencia de otros tratamientos que son de uso más frecuente", apunta el profesional.

Incluso los especialistas señalan que esto puede ser un factor más determinante que la misma herencia: "muchos pacientes nos preguntan en el consultorio si la artritis reumatoide es una enfermedad hereditaria que vayan a padecer inexorablemente sus hijos". Dentro de los costos directos, se encuentran: tratamientos, hospitalización, citas médicas, intervenciones terapéuticas, equipos médicos, fisioterapia, personal médico, entre otros.

En México, se estima que la AR tiene una prevalencia del 1.6% y afecta principalmente al grupo etario con mayor capacidad laboral y productiva, sin mencionar la disminución en la calidad de vida de los pacientes.