Gabriela Guerra Rey

Unión Europea obvia a los pobres al desarrollar biocombustibles

29.11.2010
De la Prensa Internacional
ggr/mrc

La Unión Europea se propone hoy mover el 10 por ciento de su transporte a base de energías renovables para 2020, lo que lanza una alerta por la producción de biocombustibles en detrimento de las poblaciones pobres

La Unión Europea (UE) se propone hoy el objetivo de mover el 10 por ciento de su transporte a base de energías renovables para 2020, lo que lanza una alerta por la producción de biocombustibles en detrimento de las poblaciones más vulnerables, comenta un informe de ambientalistas.

Estos planes llevarían a los agricultores a convertir 69 mil kilómetros cuadrados de terrenos agrestes en campos y plantaciones, privando a los pobres de alimentos y acelerando el cambio climático, aseguró el informe redactado por nuevos grupos ambientalistas.

El estudio que revela adicionalmente que los biocombustibles son peores que los combustibles fósiles para el clima, estuvo a cargo de Action Aid, Birdlife International, Client Herat, European Environment Bureau, FERN, Friends of the Earth Europe, Greenpeace, Transport & Environment, Wetlands International.

Destaca que el espacio dedicado a las nuevas plantaciones equivale a un área del tamaño de la República de Irlanda. Como resultado, los biocombustibles adicionales que Europa utilizaría en la próxima década generarían entre 81 y 167 por ciento más dióxido de carbono que los combustibles fósiles.

En respuesta a las denuncias, el equipo de asuntos energéticos de la Comisión Europea, que originalmente planteó la meta, respondió que la mayor parte de la tierra requerida se obtendría recultivando campos abandonados en Europa y Asia, minimizando el impacto.

Según reporte de la agencia Reuter, este año se conocieron nuevos informes científicos cuestionando la sustentabilidad de la meta del 10 por ciento.

En tanto, funcionarios de asuntos energéticos de la UE argumentan que solo dos tercios de la meta se alcanzarán con biocombustibles, el otro tercio provendrá de vehículos que usan electricidad renovable.

Sin embargo, el referido informe denuncia que 23 de los 27 miembros de la UE publicaron ya sus estrategias nacionales para la energía renovable, revelando que el 9,5 por ciento del combustible de transporte será biocombustible en el 2020, el 90 por ciento del cual se producirá con cultivos alimentarios.

Mientras la Comisión Ejecutiva de la UE considera si es necesario o no modificar la legislación considerando los nuevos informes científicos, el debate permanece vivo sobre lo que llaman "cambio indirecto del uso de la tierra".

Significa que si se toma un campo de cereales y se transforma en cultivo para biocombustible, muchos pasarán hambre si las toneladas de granos no se plantan en otro espacio.

Para conseguir esto habría que plantar en zonas tropicales, mayoritariamente de bosques fértiles.

La quema de bosques para despejar esa tierra puede enviar enormes emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, suficientes como para cancelar los beneficios que daría el biocombustible, aseguran los especialistas.

Ggr/mrc

comments
comment

captcha

comment